Langreo dará a los vecinos hasta 25.000 euros en obras para rehabilitar fachadas

La dotación total del plan es de 400.000 euros y también incluye ayudas máximas de 1.250 euros a la remodelación de muros deteriorados.

El Ayuntamiento de Langreo abrirá el próximo miércoles, 1 de marzo, el plazo de presentación de solicitudes para optar, en régimen de concurrencia competitiva, a las actuaciones del plan municipal para rehabilitar fachadas y muros en todo el concejo. Los propietarios o las comunidades de propietarios con interés en realizar obras tendrán 20 días hábiles (el último será el 28 de marzo) para presentar la documentación. El área de Urbanismo procederá después a su valoración. Como máximo, las actuaciones aceptadas podrán recibir 25.000 euros (IVA incluido) en el caso de las fachadas o 1.250 euros (IVA incluido) para el arreglo de muros.

«El Ayuntamiento sacó a licitación un contrato, dividido en dos lotes, uno para las fachadas y otro para los muros, con el que se financia este plan. Por eso hablamos de actuaciones y no de ayudas o subvenciones. Lo que los propietarios pueden pedir es que las empresas adjudicatarias hagan obras en sus inmuebles hasta esos valores máximos de 1.250 o 25.000 euros, según hablemos de un muro o de una fachada. El dinero procede de una partida del remanente municipal, acordada por el equipo de gobierno y el grupo municipal de Ciudadanos y aprobada en 2022. Hablamos de una inversión de 408.000 euros que ejecutarán las empresas Imesapi y Pronalón», explica la alcaldesa, Carmen Arbesú.

La aprobación de cada obra y la asignación de fondos para su ejecución estará sujeta a una valoración de los técnicos municipales. «No se van a aprobar las solicitudes por orden de entrada, sino que la Oficina Técnica de Urbanismo, con arreglo a una serie de criterios, decidirá un orden de prioridades», añade la Alcaldesa. Las valoraciones para las fachadas se harán según la siguiente tabla, tanto en la zona urbana como en los núcleos rurales: edificios catalogados dentro del PGOU municipal (100 puntos); entorno de edificios catalogados (80 puntos); situación en ejes principales (los que dan acceso a la ciudad y la estructura o las calles con continuidad y relevancia, 60 puntos); y situación en ejes secundarios , vías que se conectan con las principales (40 puntos).

La convocatoria fija también una serie de criterios excluyentes que impiden el acceso a las actuaciones de los edificios que incurrieran en infracciones urbanísticas al realizar la actuación solicitada, de los inmuebles con más de 50 años de antigüedad que hayan pasado el informe de evaluación de edificios (IEE) y de los que hayan participado en alguno de los anteriores planes municipales de fachadas. Las actuaciones de este plan no incluyen obras de mejora de la eficiencia energética ni en el interior de viviendas o en fachadas que no den a vías públicas.

En cuanto a los muros, los criterios, aplicables tanto al suelo urbanizable como al no urbanizable, son situación en un eje principal (30 puntos) y situación en un eje secundario (20 puntos). Quedan excluidas las actuaciones que representen una infracción urbanística, las intervenciones en muro cuya altura supera los 4,60 metros y los muros situados en el interior de viviendas o en emplazamientos que no den a vías públicas.

Tanto si se trata de fachadas como de muros, será imprescindible que, antes de cualquier actuación, la solicitud recoja una autorización expresa y escrita de los trabajos por parte de la propiedad de los inmuebles.

La Alcaldesa justifica la necesidad del plan para ayudar a la regeneración y la renovación de la trama urbana del municipio. Los técnicos municipales han alertado de un aumento de las zonas deterioradas y de las pintadas y otros actos vandálicos que deterioran fachadas de titularidad privada cuyo frente da a vías públicas. «Nos damos cuenta de que, para las comunidades y los particulares, este problema tiene consecuencias graves y caras, porque los costes de limpieza de este tipo de bienes son elevados y los resultados son irregulares si no se dispone de un buen asesoramiento profesional», señala Carmen Arbesú.

El plan estará vigente 10 meses desde la fecha en que la empresa adjudicataria inicie la actividad, aunque ese periodo podrá prorrogarse siempre que no se agote la partida presupuestaria. «Es muy necesario intervenir en el paisaje urbano para corregir la situación en sus zonas degradadas», concluye la regidora de Langreo.

Contáctanos

Estamos encantados de poder aclarar tus dudas. Escríbenos y te responderemos tan pronto como podamos.