Bayer mejorará su planta de Lada con una inversión de cuatro millones para este año

● El desembolso en el último lustro supera los 27 millones

● El 100% del consumo eléctrico de la factoría ya se cubre con energía solar.

Bayer echa raíces en Langreo. La factoría de Lada, inaugurada en 1942, ha promovido la plantación de ochenta árboles, uno por cada uno de los años que lleva funcionando. El último de ellos fue plantado ayer, en un acto que contó con la participación, entre otros, del presidente del Principado, Adrián Barbón; el consejero delegado de Bayer en España y Portugal, Bernardo Kanahuati; el director de la planta, Jorge Álvarez; y el primer teniente alcalde de Langreo, Javier Castro. Fue un simbolismo del arraigo que la multinacional tiene en Langreo. La fábrica de Lada –que da trabajo a cien personas de forma directa y cincuenta más a través de empresas externas– tiene seis líneas de actividad y produce el 100 por ciento del ácido acetilsalicílico con el que se elabora toda la producción mundial de la Aspirina. En el quinquenio pasado (entre 2017 y 2021) Bayer invirtió más de 27 millones en Lada. Este ejercicio se sumarán 4,1 millones más a ese desembolso.

Así lo adelantó Kanahuati, que resaltó «la dedicación que ha tenido este equipo de Langreo», que ha posicionado el centro «como un referente para toda la compañía en el mundo». Un «buen hacer» –prosiguió– conjugado con un «compromiso» inversor para «hacer una factoría más eficiente, con más avances tecnológicos, pero también más sostenible». La inversión en 2017 fue de 4 millones, un año después se desembolsaron 4,5 millones más, en 2019 ascendió a 6 millones, el ejercicio posterior pasó a 8,1 y el pasado año se invirtieron 4,6 millones. Este ejercicio se invertirán 4,1 millones.

Según explicó Kanahuati el desembolso de este año estará dedicado «a la construcción de nuevos espacios productivos para hacer mucho más versátil la planta»; a la mejora de «la gestión del agua», con la disminución del consumo de agua potable y la optimización del tratamiento de aguas de procesos; y a «la mejora de procesos mediante la digitalización, que también impacta a uno de los medicamentos más longevos que tenemos en la compañía como es la aspirina». «Cada aspirina lleva un pedacito de Asturias. Espero que estemos otros 80 años aquí por lo menos», apostilló Kanahuati.

El director de la planta, Jorge Álvarez, también agradeció la labor de la plantilla y señaló que la planta de Lada está «muy bien posicionada para encarar el presente y el futuro. Es estratégica para la compañía». Esa factoría fue abierta en 1942 por Proquisa que, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, con la incautación de los bienes que Bayer tenía en España, que salieron a su- basta pública, se hizo con el derecho al uso de la cruz de Bayer y la marca Aspirina. En 1969 Bayer adquirió el 51 por ciento de las acciones de la empresa de Lada y, en 1981, el 100 por ciento de la planta langreana.

Álvarez destacó, como también hizo Kanahuati, que la sostenibilidad es uno de los retos de la planta. «Una de la formulaciones que hacemos con nuestros principios activos (ácido acetilsalicílico) se está analizando desde el principio al final de toda la cadena de valor para ver cómo podemos reducir la huella ambiental. En materia de sostenibilidad puedo decir que el 100% de la energía eléctrica que utilizamos para fabricar nuestros principios activos procede de energía solar. En los últimos cinco años hemos reducido un nueve por ciento el consumo eléctrico y un 35 por ciento los residuos». Además, también en el último lustro, y a pesar de incrementar su producción, la planta de Langreo ha sido capaz de reducir un 44 por ciento las emisiones directas dióxido de carbono.

Aludió también el director de la planta a la oportunidad que se abre con la marcha de Iberdrola, asentada en los terrenos anexos. «Siempre estamos generando muchas ideas y proyectos, que luego tenemos que validar, primero en el país y luego en la compañía a nivel global para ver el encaje estratégico. Tenemos muchas ideas y hay algunas que son relativas a esos terrenos. Dicho eso, hoy no hay todavía ningún proyecto concreto todavía que podamos comentar». También indicó que, al no ser una industria electrointensiva, el impacto de la escalada de costes energéticos y de materias primas ha sido «limitado» en Lada y «todas nuestras actividades siguen funcionando de la manera habitual».

Barbón reclama a Iberdrola que se «comprometa» con Langreo

Pone como ejemplo de implicación con el territorio a Bayer, «que no ha dejado de invertir para adaptarse a las exigencias»

El presidente del Principado, Adrián Barbón, aseguró ayer sentirse «orgulloso» de Bayer, de su planta en Lada y de sus trabajadores, en el acto que sirvió para conmemorar los ochenta años de la factoría, que ha sabido adaptarse a los tiempos, resaltó que «esa evolución ha permitido que esta factoría continúe enraizada en La Felguera y que, pese a su condición octogenaria, esté en los mejores años de su vida. El Gobierno de Asturias siempre estará dispuesto a respaldar sus planes de modernización y desarrollo».

Indicó, además, que «mi Gobierno tiene razones para creer en el compromiso de Bayer con Asturias». Y en alusión a Iberdrola, ubicada en la parcela anexa, aseguró, sin citar de forma expresa a la compañía vasca, que «ojalá pronto pueda decir lo mismo de las demás empresas que un día eligieron Lada para implantarse y obtener beneficios. Es una justa reivindicación que como presidente no abandono. Aquí no se puede utilizar al territorio y a los trabajadores y luego abandonarlos a su suerte».

A juicio de Barbón, Bayer «engrana a la perfección en ese paisaje económico limpio, competitivo y sostenible que estamos construyendo, donde el campo biosanitario adquiere cada día un potencial más evidente. No es un reto solo apto para visionarios».

«La red hospitalaria» –prosiguió– «con el HUCA a la cabeza, el Instituto de Investigación Sanitaria, las misiones científicas, el polo previsto en Oviedo en torno a lo que se ha venido a denominar ‘milla de la bata blanca’… Todas son piezas que encajan en la misma arquitectura, elevar Asturias a la altura de una referencia biosanitaria nacional».

El presidente regional destacó que «esta empresa no ha dejado de invertir para adaptarse a las exigencias de cada tiempo. Eso explica que aquí, además del acetilsalicílico, se produzca un tratamiento para evitar las infecciones por hongos. O que, desde el año pasado, se elabore también nifedipino. Bayer ha desembolsado más de 27 millones en Lada durante el último lustro. Es una cantidad que merece un reconocimiento público».

Javier Castro, primer teniente alcalde de Langreo, intervino en representación del Ayuntamiento, al encontrarse la alcaldesa, Carmen Arbesú en Bruselas en un viaje institucional. «Estamos encantados con Bayer y esperamos que siga muchos años más. Es una vinculación afectiva que va más allá de las relaciones laborales».

Fuente: La Nueva España

Contáctanos

Estamos encantados de poder aclarar tus dudas. Escríbenos y te responderemos tan pronto como podamos.