El centro de discapacitados de Barros encara su recta final

El director del Imserso visitó la instalaciones esta semana y aseguró que abrirá «en breve»

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Ayuntamiento de Langreo estrecharán su colaboración en las próximas semanas para que el nuevo Centro de Referencia Estatal para Personas con Discapacidades Neurológicas (Credine) de Barros se integre desde el primer momento de su puesta en marcha en el tejido social del municipio. Los trámites para la apertura de las instalaciones se encuentran ya en su etapa final, centrados en la selección del equipo técnico que ejercerá sus labores en ellas y en la licitación de los contratos para la prestación de los servicios externos.

En una visita de trabajo, el director general del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), Manuel Martínez Domene, y la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, han constatado esta semana que se dan las condiciones para que el complejo comience a funcionar en breve y han coincidido en que la ciudadanía podrá comprobar después del verano los avances del proyecto.

Mientras el Ministerio ultima los trabajos para dotar al Credine del personal y los medios materiales necesarios para garantizar la mejor atención a los usuarios del centro, el Ayuntamiento de Langreo se centrará en todas las adaptaciones urbanísticas y administrativas para convertirse en un espacio que obtenga el distintivo de ciudad amigable para las personas con discapacidades. Mejorar los accesos a Barros y la señalización del Centro de Referencia Estatal para que los usuarios que se desplazan hasta él por sus propios medios lleguen con facilidad, así como la ejecución de un plan de accesibilidad para eliminar todas las barreras arquitectónicas y los puntos peligrosos del distrito, son dos de los proyectos que ya están en la agenda municipal.

La apertura del Credine tendrá un impacto positivo en la revitalización del distrito de Barros. Además de las actuaciones de mejora urbanística, de las que también se beneficiarán los vecinos, la apertura del Centro de Referencia Estatal inducirá otras transformaciones en su entorno. Un centro de referencia es mucho más que un hospital o un centro de carácter exclusivamente médico o asistencial. El de Barros podrá atender a más de un centenar de usuarios al día cuando alcance su pleno rendimiento: 30 en el centro de día, 60 residentes y todos los que el sistema público de salud derive a sus consultas ambulatorias. Además, a su alrededor se generará una actividad continua. Será un espacio para la investigación científica y médica y en su salón de actos se celebrarán jornadas y actos científicos. Centros similares que funcionan en otras provincias españolas generan un flujo de entradas y salidas que suma 5.000 personas al año, incluidas las que acuden para visitar o acompañar a familiares internos, y genera actividad económica en sus inmediaciones.

Fuente: La Nueva España

Contáctanos

Estamos encantados de poder aclarar tus dudas. Escríbenos y te responderemos tan pronto como podamos.

Equipo de Valnalónrita_camblor